web analytics

Actualmente vemos como la sociedad cada vez usa mas las redes sociales o paginas como Tinder, e Darling, quimicacristiana, entre otros, con el fin de encontrar su “media naranja” y lo que no se dan cuenta es que primeramente debemos ser una naranja completa, por que Dios no nos creó a medias, no hizo completos y a su imagen y semejanza. Además, estas redes solo nos ofrecen algo externo, es decir, el físico de la persona e incluso muchas veces falso, es importante que te atraiga esa persona, pero, que no sea lo único que veas en una persona la cual deseas para toda la vida.

Muchas veces veo como amigos cercanos, cada vez confían más en estas redes que en la voluntad de Dios o en el tiempo de Dios que es perfecto, ya sé que es la frase común de todos los que ya tenemos novio/a o esposo/a. Algunos amigos me dicen cosas como, “otras personas han encontrado su novio allí y están por casarse o conoció a su esposo allí, ¿Por qué yo no?”. Si, no digo que no pueda pasar, pero estas cosas están pasando cada vez mas en las iglesias, y mi pregunta es, ¿Por qué? podemos tener infinitas respuestas, pero está claro que es algo que está afectando de gran manera los creyentes, como otras veces hemos escrito en este blog, el yugo desigual es algo que Dios nos alerta, y no es simplemente por que nos quiere prohibir cosas, ¡no, para nada!. Dios nos ama con un amor incalculable, nos conoce, nos creó, con los cual Él sabe que es lo mejor para nosotros.

Muchas veces personas que han tenido una relación en yugo desigual, finalmente terminan destrozadas/os, alejadas/os de Dios, e incluso desaparecen de las iglesias por que terminan pecando.

Puede que no siempre sea así, no sé tú, pero ¡yo, Prefiero no arriesgarme!, y menos sabiendo que si soy obediente a Dios, Él nos llenará de bendición el resto de nuestras vidas. Cuando vamos por nuestra propia cuenta sin consultar a Dios, puede que al principio todo sea muy bonito, pero al cabo de un tiempo veremos como aquello va de mal en peor, quizás no en unos meses, pero si en unos años.
Tengo una amiga que es creyente de nacimiento, pero cuando estaba mas joven conoció un chico no creyente y decidió continuar la relación. Tuvieron dos hijos, e iban juntos a la iglesia, pero no estaban casados, al cabo de un tiempo este chico conoció otra chica y se encaprichó con ella, a tal punto de que le fue infiel a mi amiga, ella la pasó muy mal, fue un tiempo en el que con oración y animándola con la palabra de Dios, pudo levantarse. Al cabo de un tiempo ella estaba mejor, confió en Dios y continuo.

Un tiempo después, él volvió a su casa con sus hijos, pero ya la relación no era sana, había gritos, malas palabras, decepción lágrimas, malos tratos y demás, aún así ella decidió continuar, aunque no se sintiera bien con él. Luego de un año de todas estas cosas, el decide irse a otro país en búsqueda de una mejor calidad de vida para él, ella y sus hijos, ¿La sorpresa? El chico se había ido a otro país que no era el que le había dicho a mi amiga y allí estaba de vuelta viviendo con la chica que había engañado a mi amiga. Quizás esto te suene a novela latina, pero tal cual le pasó, y ¿por qué comento esto?, porque esta es una de las consecuencias que surgen de tomar malas decisiones de andar en yugo desigual, cuándo Dios es claro en su palabra de decirnos que no nos unamos con los gentiles.

Entonces, ¿Que podría traernos de bueno el conocer a un chico/a en Tinder, o e Darling o redes sociales si es alguien que no tiene tu misma fe, no puede levantarte cuando estas triste o te ha ido mal en el trabajo etc.?, ¿puede esta persona orar por ti, apoyarte y respetarte como Jesús nos dice que amemos a nuestro cónyuge? Como vimos en el caso de mi amiga, había hijos de por medio, estas personas obviamente no tienen temor de Dios, no les importa sino solo ellos. No digo que todos los gentiles puedan ser así, porque incluso dentro de una misma iglesia puede existir, pero tenemos que tener cuidado donde buscamos y en conocer antes muy bien a esa persona, orar a Dios que nos diga si es la persona que Él ha puesto para nosotros.

Existe también otro caso, en el que estamos con un inconverso y pedimos a Dios que nos diga si es su voluntad que tengamos una relación de noviazgo o incluso casarnos y como ven que Dios no les responde, o toman cualquier cosa para decir que es de Dios, lo hacen. Si de entrada Dios nos dice “no se unan en yugo desigual” ¿crees que te responderá?, imagínate que diría Dios al respecto basándote en este versículo 2 corintios 6:14, ¿crees que estará de acuerdo con esa relación? Aunque la persona sea buena persona, cariñosa, atenta y servicial, sigue siendo una persona NO creyente, y si realmente crees que es esta la persona que Dios ha puesto en tu camino, entonces antes de iniciar una relación deja que él/ ella pueda aceptar a cristo en su corazón por voluntad propia y no para estar contigo nada más, porque esto sería algo totalmente falso y la única persona que sufrirá serás tú. Sí es tu caso te invito a leer el versículo completo. ¡Seguro que encontrarás la respuesta!.

Las redes sociales o chat no pueden traerte nada bueno, al contrario, debemos cuidar nuestro corazón y aprovechar ese tiempo, en vez de estar conociendo chicos/as por las redes, pensar y actuar en como reforzar nuestro carácter en cristo e ir preparándonos para cuando llegue nuestra ayuda idónea.

Sabemos también que en las iglesias muchas veces es difícil encontrar personas de tu misma edad, ya que por lo general o están casadas o ya tienen novio/a y es difícil coincidir o quedar, y es por esto que pensando en estas personas creamos Mesa X Uno, para que podamos ser medio de conexión entre personas de tu misma provincia o incluso hay iglesias tan grandes dentro de España, que no conoces a todos sus miembros dela iglesia, por ello Mesa X Uno desea que conozcas amigos/as de tu misma edad, fe, y con un corazón tan fuerte y agarrado a Dios, como el tuyo.

Te invito a que nos sigas por nuestras redes de Facebook e Instagram, Mesa X Uno.

Avatar
Author

Write A Comment