web analytics
Tag

temor

Browsing

Escribo mucho sobre la importancia de practicar la comunidad bíblica y seguiré haciéndolo hasta el día de mi muerte. El compañerismo cristiano no es un lujo; es una necesidad. Y la gente soltera, como yo, siente el peso de esa necesidad todos los días. Los casados también lo sienten, sin duda. Pero como los solteros no tenemos la comunión incorporada que acompaña al matrimonio, vivimos con una conciencia constante de nuestra dependencia del cuerpo de Cristo. No podemos seguir a Jesús en solitario. Necesitamos que otros creyentes nos abran sus vidas más allá de los domingos por la mañana y que nos vean como miembros de la familia comprados con sangre. Sin embargo, creo que hay algo que decir a favor de que los cristianos solteros posean un sano sentido de independencia. No estoy proponiendo en absoluto que vivamos bajo la ilusión de que podemos funcionar sanamente al margen de…

“No te rindas, por favor no cedas, aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento” (Mario Benedetti) ¿Aún hay temas en tu vida que te mantienen atrapada o atrapado, y que te está costando soltar? ¿Quizás un tema en tu relación? ¿Laboral? ¿O estás atrapado/a en tu propia red de miedos irracionales? de esas cosas que crees que pueden ocurrir si decides hacer esto o aquello, pero que solo están en tu mente e imaginación. Eres de esas personas que guardan cosas, aunque ya no le sirvan, o no les sea útil, lo tienen ahí por si acaso, por si un día lo necesito, por si vuelve X moda; o mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer; prefiero estar en esta relación que me hace daño, porque no sé qué me encontrare por ahí; me quedo en este…

Proverbios 31:28-30 Sus hijos se levantan y la bendicen. Su marido la alaba: «Hay muchas mujeres virtuosas y capaces en el mundo, ¡pero tú las superas a todas!». El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada. Hemos llegado al final de esta serie. Quizás no estés casa o con hijos, seguramente lo hagas o no, o quizás decidas quedarte soltera por el resto de tu vida como Pablo, la cuestión es que todas debemos trabajar en convertirnos en mujeres virtuosas, que no solo nuestros hijos nos bendigan, sino que las personas que conozcamos en el camino puedan sentirse bendecidas de tenerte y te bendigan. Para aquellas que están casadas debemos llegar a transformar nuestras vidas conforme al corazón de Dios para poder ser alabadas por nuestros esposos y para las que quieran casarse, créeme es mejor transformar nuestra mente y vida…