Proverbios 31:28-30 Sus hijos se levantan y la bendicen. Su marido la alaba: «Hay muchas mujeres virtuosas y capaces en el mundo, ¡pero tú las superas a todas!». El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada.

Hemos llegado al final de esta serie. Quizás no estés casa o con hijos, seguramente lo hagas o no, o quizás decidas quedarte soltera por el resto de tu vida como Pablo, la cuestión es que todas debemos trabajar en convertirnos en mujeres virtuosas, que no solo nuestros hijos nos bendigan, sino que las personas que conozcamos en el camino puedan sentirse bendecidas de tenerte y te bendigan.

Para aquellas que están casadas debemos llegar a transformar nuestras vidas conforme al corazón de Dios para poder ser alabadas por nuestros esposos y para las que quieran casarse, créeme es mejor transformar nuestra mente y vida cuando somos solteras, para que cuando ese príncipe llegue a nuestras vidas, seamos esa mujer virtuosa que SUPERA a todas las demás. Pues ya escucharas matrimonios donde el esposo dice que ella es la mejor compañera de su vida y se sienten bendecidos, YO era una de las que decía, quiero encontrar un hombre que cuando hable de mi se sienta bendecido y que lo que salga de su boca sean palabras hermosas como veía a algunos pastores hablar sobre su esposa y finalmente encontré ese príncipe que sobrepasa lo que yo había visto. ¡Como mujeres, se que eso llena nuestro corazón de amor! Y es lo que constantemente estamos buscando en el mundo, alguien que nos ame, pero si ese hombre no ama a Dios primero, no sabrá tratarte como LA NIÑA DE LOS OJOS DE DIOS y cuidarte.

Y por supuesto si tu no eres una mujer conforme al corazón de Dios pues no tendrás nada que ofrecerle a él. No todo lo que brilla es oro, puedes ser muy bonita por fuera, pero puedes estar por dentro cayéndote a pedazos porque no eres una mujer que teme al Señor.

La belleza no perdura. Puedes maquillarte todo lo que quieras, vestirte con escotes, mostrando tus pechos o con pantalones cortos o ajustados y solo conseguirás que los chicos te vean por lo que muestras, pues lo único que enseñas es la carne, y ¿eso de que te sirve? Por eso cuando tienes una relación que has conseguido por ese medio o por coqueteo al cabo de un tiempo se deteriora, no funciona, terminas deprimida y te preguntas ¿Qué hice mal? Reflexiona lo que estás haciendo con tu vida, y sé una MUJER VIRTUOSA encontrada por un HOMBRE CONFORME AL CORAZÓN DE DIOS.

Déjanos tu comentario, queremos saber tu opinión.

Avatar
Author

Write A Comment