web analytics

No hay ninguna palabra hebrea o griega en la biblia que se refiera precisamente a las relaciones antes del matrimonio. La biblia condena innegablemente el adulterio y la inmoralidad sexual, pero ¿se considera que las relaciones antes del matrimonio es sexualmente inmoral? Según 1 Corintios 7:2, «sí» es la respuesta clara: «pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido». En este versículo, Pablo declara que el matrimonio es la «cura» para la inmoralidad sexual. Primera de Corintios 7:2 está diciendo esencialmente que, debido a que la gente no puede controlarse a sí misma y tantos están teniendo relaciones inmoral fuera del matrimonio, la gente debería casarse. Entonces pueden cumplir sus pasiones de una manera moral.

Ya que 1 Corintios 7:2 claramente incluye a las antes del matrimonio en la definición de inmoralidad sexual, todos los versículos de la Biblia que condenan la inmoralidad sexual como pecaminosa también condenan elas relaciones antes del matrimonio como pecaminoso. Las relaciones antes del matrimonio está incluido en la definición bíblica de inmoralidad sexual. Hay numerosas Escrituras que declaran que las relaciones antes del matrimonio es un pecado, entre éstas encontramos:

Hechos 15:20 Sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre.

1ª Corintios 5:1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre.

1ª Corintios 6:13 Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras destruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor para el cuerpo.

1ª Corintios 7:2 Pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.

1ª Corintios 10:8 Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.

2ª Corintios 12:21 Que cuando vuelva, me humille Dios entre vosotros, y quizá tenga que llorar por muchos de los que antes han pecado, y no se han arrepentido de la inmundicia y fornicación y lascivia que han cometido.

Gálatas 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

Efesios 5:3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;

Colosenses 3:5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;

1ª Tesalonicenses 4:3 Pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación;

La Biblia promueve la abstinencia antes del matrimonio. Las relaciones entre un esposo y su esposa es la única forma de relación sexual que Dios aprueba. Hebreos 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

A menudo nos concentramos en el aspecto de «recreación» de las relaciones, sin reconocer el aspecto de «procreación». Sí, las relaciones dentro del matrimonio es agradable. Dios lo diseñó de esa manera. Él quiere que los hombres y las mujeres disfruten de la actividad sexual (dentro de los límites del matrimonio). El Cantar de los Cantares y otros pasajes de la biblia (como Proverbios 5:19 Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo,
Y en su amor recréate siempre) describen claramente el placer del coito. Sin embargo, la pareja debe entender que la intención de Dios para las relaciones incluye producir hijos. Por lo tanto, para una pareja, tener relaciones sexuales antes del matrimonio es doblemente erróneo: están disfrutando placeres que no están destinados a ellos, y están tomando la oportunidad de crear una vida humana fuera de la estructura familiar que Dios desea para cada niño. Imagínense cuán mejor sería nuestro mundo si fuera seguido el patrón de Dios para las relaciones: menos transmisión de enfermedades sexuales, menos madres solteras, menos embarazos no deseados, menos abortos y muchos menos niños que crecen sin ambos padres en sus vidas, etc. La abstinencia es la única norma de conducta de Dios cuando se trata de las relaciones antes del matrimonio. La abstinencia salva vidas, protege a los bebés, da el valor adecuado a las relaciones sexuales, y lo más importante, honra a Dios.

Avatar
Author

Write A Comment