web analytics

 “No te rindas, por favor no cedas, aunque el frio queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento” (Mario Benedetti)

¿Aún hay temas en tu vida que te mantienen atrapada o atrapado, y que te está costando soltar? ¿Quizás un tema en tu relación? ¿Laboral? ¿O estás atrapado/a en tu propia red de miedos irracionales? de esas cosas que crees que pueden ocurrir si decides hacer esto o aquello, pero que solo están en tu mente e imaginación.

Eres de esas personas que guardan cosas, aunque ya no le sirvan, o no les sea útil, lo tienen ahí por si acaso, por si un día lo necesito, por si vuelve X moda; o mejor lo viejo conocido que lo nuevo por conocer; prefiero estar en esta relación que me hace daño, porque no sé qué me encontrare por ahí; me quedo en este trabajo que me enferma más que hacerme bien, pero tengo miedo soltarlo por si no encuentro nada más…Etc.

Pensar de esta forma, de alguna manera es quedarse atrapada/o en el pantano mental y emocional, ya que son creencias que te limitan, te atan y te dificultan tu avance, tu progreso, o la realización de tus metas y objetivos en la vida. Es como estar anclado a esa estaca a orilla de la playa, pero prefieres estar de lado de la marea que te arrastra hacia dentro, que dar tres pasos y salir a la arena y buscar nuevos horizontes.

NUEVOS HORIZONTES EN NUESTRA VIDA.

El salir de esa zona donde estamos cómodos, donde estamos estancados, pero nos sentimos seguros porque lo conocemos; esto, casi siempre nos genera un conflicto; ya que buscar nuevas vías, representa lo desconocido, la incertidumbre de no saber lo que te espera, o el empezar de nuevo con alguien, con un nuevo empleo, otro lugar… ¿pero quién dijo que empezar de nuevo es tan difícil, es tan peligroso o de temer? tienes la oportunidad de descubrir cosas nuevas, de hacerte con nuevas oportunidades para crecer, reinventarte, aprender algo diferente, disfrutar de tu propia compañía ¡hacer nuevas amistades!

MIEDOS IRRACIONALES.

¿Alguien puede levantar la mano y decir que nunca ha sentido miedo?, ¿Será que una persona que siente miedo algunas veces es porque es muy débil?.

Sentir miedo es algo tan normal, como cualquier otra emoción. El miedo nos alerta de que hay un peligro y activa nuestros mecanismos de respuesta, que puede ser, huir de la situación de peligro, quedarnos paralizados, o buscar una salida acertada aunque en momentos así, solemos cometer equivocaciones, lo cual es humano. Por ejemplo, un conductor que atropella a un peatón, y sale huyendo a mil. El conductor, no siempre huye porque no quiere asumir la responsabilidad, que también los hay; pero por su cabeza pasa el pensamiento del daño que pudo haber causado a ese peatón, y tiene miedo…su respuesta es huir…escapar. Obviamente, no se justifica la acción.

Y es que todos en algún momento sentimos miedo, porque es normal sentirlo. El problema es, cuando el miedo aparece sin ningún fundamento, no hay un hecho real, no está sucediendo nada que lo demuestre; pero en la mente se está viviendo como una catástrofe que nos inmoviliza, nos paraliza…a esto es lo que llamamos, miedos irracionales.

El miedo irracional es un temor descomunal que sentimos hacia algo o alguien, y nos vemos incapaces de plantarle cara, por lo que hay personas que viven en situaciones tensas todo el tiempo, porque consideran que es mejor así, a enfrentarlo. Quizás un ejemplo bastante frecuente es el caso de personas (hombres y mujeres) que se resignan a estar en relaciones destructivas, porque creen que de otra manera no podrían vivir, temen enormemente estar solos/as, les aterra pensar en el domingo por la tarde estando solos; y desde luego, deciden seguir sufriendo, que cortar por lo sano.

NO TEMAS, YO ESTOY CONTIGO.

Isaías 41:10. No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Me gusta pensar en este versículo, cuando estoy en situaciones donde me invade el miedo o la sensación de que no podré lograrlo sola. Siento a Dios acariciando mi cabeza, mientras lloro perdida en sus regazos y le cuento lo que me pasa. Algo sucede, porque al acabar ese momento de oración e intimidad con Dios, me siento gigante, y todo me parece tan pequeño. Y es que Él es real, y lo que dice lo cumple. Dios siempre es Fiel.

Es por ello que si estas atravesando una situación que no puedes soltar, que te hace daño, sea lo que sea, aunque sientas miedo, porque es humano sentirlo, cuéntaselo a Dios, como me lo contarías a mí en una consulta, o al pastor en su despacho, o tu amigo/a en la cafetería. Él te dará las fuerzas para enfrentar dicha situación; ya sea una relación que te destruye, un trabajo, falta de perdón, una herida que no cicatriza, tomar una decisión importante, o viajar a otro sitio.

Sin embargo, también sería recomendable, que puedas buscar ayuda profesional, en caso que lo necesites; hablar con tu pastor o buscar instituciones que puedan ayudarte en tu caso.

Lo importante es que puedas sentirte libre de eso que te agobia, y que no desperdicies tu vida, y tu tiempo tan valioso, pensando que no tiene solución tu situación. Ponte en acción, confía en ti, y en lo que Dios te ha dado, y plántale cara al problema.

Recuerda, se vale sentir miedo, pero no quedarse estancado. 

Karla Mayorga. Psicóloga Familiar y de Pareja. Coach Profesional. M mayorgakar76@gmail.com

Author

Write A Comment