web analytics

“La amistad es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tienen en la vida. La amistad tiene presencia en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia”. Esto es lo que expone Wikipedia.

Sin embargo, hice una pequeña encuesta donde varias personas me dieron sus puntos de vista al respecto. Esta encuesta consistió en 4 preguntas muy sencillas y después explicaré porque mi inquietud al respecto:

  1. ¿Por qué las personas no valoran muchas veces la amistad o amistades?

Persona #1: “Porque la multi-vida que llevamos nos hace estar “hiper ocupado” a veces para no estar solos, y ese temor hace muchas veces que no cultivemos las amistades”.

Persona #2: “Porque esas personas son vanidosas”

Persona #3: “Porque en realidad no aprecian las verdaderas amistades o esas personas ¡no tienen un interés en ti!, lo digo no por mi sino pensando en esas personas que no han apreciado mi amistad”.

Persona #4: “Tal vez les cuesta hacer vínculos profundos con otros, por diferentes razones”.

  • ¿En que debe basarse una verdadera amistad, según tu parecer?

Persona #1: “En la tolerancia, el servicio y el cariño sincero. También reír juntos… porque reír hace mejor la vida”

Persona #2: “En la sinceridad, comprensión y compartir”

Persona #3: “Lealtad, confianza, apoyo, desinterés material”

Persona #4: “En la confianza, respeto y el apoyo incondicional (cuentas conmigo a pesar “de” y no “porqué”)”

  • ¿Crees que tú eres un/a buen/a amig@?.  ¿Recibes el mismo trato que das, de otras personas?

Persona #1: “Soy amiga… a veces buena, a veces mala (sin querer). Creo que los frutos de la amistad los recibes de muchas formas, a lo mejor no como tu los diste, pero si en amor que se recibe”

Persona #2: “Si me considero una buena amiga con defectos, pero siempre formándome día a día para ser mejor. Y recibo el mismo trato que doy”.

Persona #3: “A veces mi forma de ser hace que las personas se alejen, quizás porque quiero que mis amistades sean como quiero y no las acepto como son y ese es el resultado de lo que me exijo a mí misma, sin aceptarme”.

Persona #4: “Sí. En algunas ocasiones”

  • ¿Qué características debe tener un buen amigo para tí?

Persona #1: “Honesto, servicial, que te de apoyo sin juzgar”

Persona #2: “Sincera, comunicativa, alegre, y dispuesta a compartir momentos que marquen positivamente nuestras vidas”

Persona #3: “Considerad@, amable, human@, sincer@.. autentic@”

Persona #4: “Incondicional, leal, empático, decirme lo que está mal desde el amor y no desde la condenación (sincero)”.

Ahora bien, basándome en estas respuestas, entre ellas personas creyentes y no creyentes. Cada una de estas personas tienen conceptos diferentes de amistad pero que se enlazan entre sí. Con lo cual si vemos en la pregunta #4 , hay 2 características que coinciden, sinceridad y amabilidad; y esto me lleva a pensar que para cada persona sin duda, son mas importantes unas cosas que otras. (Muchas gracias aquellas personas que se tomaron un tiempo para responder esta pequeña encuesta).

Mi razón de hacer esta encuesta y este estudio es porque últimamente he tenido que vivir y pasar por circunstancias en donde incluso personas que no son amigos de toda la vida como les digo yo o mejores amigas te dan una mano en momentos difíciles, pero… ¿somos capaz de valorar esas cosas que hacen por nosotros? Llegue a la conclusión de que hay personas que sí y hay personas que no, y ¿Cómo saber que personas si y que personas no? ¡La respuesta yo la encuentro en Jesucristo!.  Jesús fue un hombre de carne y hueso como nosotros, y hemos visto en historias, películas y en la biblia como incluso Él sabia quien le traicionaría, y lo dejó estar en la misma mesa durante la última cena, es decir, Él no excluía a nadie, pero era prudente a mi parecer. Jesús sabia en quien confiar, y tanto Juan como María Magdalena estuvieron con Él hasta el final, hasta su crucifixión; pero también sabia ser amigos de todos, daba sin esperar recibir de nadie y sé que por el contrario muchos de nosotros damos y muy muy en el fondo de nuestro corazón de ciertas personas estamos esperando que sean como nosotros, si damos confianza que también nos la den.

En mi caso, yo siempre he tenido muy claro quienes son mis verdaderas amistades, no necesito contar mucho cuantas tengo, pero sé que esas personas son incondicionales, ¿Por qué? Diría que una amistad es casi como si fuese un matrimonio, en la salud y en la enfermedad. Aquellas personas que han estado en momentos realmente críticos de mi vida y que no solo me han escrito sino que han llorado y me han apoyado en todo, pero en TODO momento son personas que sin duda, lo que necesiten han contado conmigo (no las nombraré, pero ellas saben quiénes son) las demás personas que han estado a mi alrededor, incluso desde hace muchos años que he ayudado, algunas, simplemente no han valorado mi amistad y/o esfuerzo que he hecho por ellas, sin embargo no todas son así, y siempre he tenido buenas amistades a lo largo de mi vida, sobre todo ahora para mi crecimiento espiritual Dios ha puesto grandes personas a mi alrededor para ayudarme y demostrarme su amor, con tiempo, con risas, alegrándose por mi o estando en los momentos difíciles.

Hay personas que prefieren perder una amistad quizás de años o de pocos años pero que saben que es una buena amistad y prefieren dejarles de hablar o desconfían incluso por cosas como: “no te acordaste de mi cumpleaños, o del cumpleaños de mi hij@, o de felicitarme por un día especial, no sé, esas cosas que para mí no son tan relevantes como una enfermedad o un problema o quizás vivencias, y más si tienes años sin estar compartiendo cerca de esas personas, no estás en su día a día, y si estás en otro país más todavía, cambios de horarios, etc.  Como también pasa que tienes meses o años sin hablar con una persona y solo bastan unas horas para ponerse al día y como si el tiempo no ha pasado. Pero como anteriormente dije, todos somos diferentes y cada uno les pone un valor diferente a las cosas, pero aquí está el detalle debemos aprender a conocer a esas personas, si vale realmente la pena su amistad, pues debemos amarlas como nuestro prójimo y hacer un pequeño esfuerzo en las cosas que esa persona valora más, pero… ¿se imaginan si esto fuese recíproco?, sin duda todo seria distinto. Pongamos un granito de arena, seguro que valdrá la pena.

También se debe tener en cuenta la diferencia de amistad entre chicos y chicas, ente es un tema que ya anteriormente he realizado un post exclusivo para este tema. Si aun no lo has leído te invito a buscarlo se llama “¿Pueden las mujeres y los hombres cristianos ser amigos?”.

Ahora bien, veamos que dice la Biblia al respecto, para ello veremos 10 puntos de gran importancia a la hora de tener amigos. Te invito a que a medida que leas, vayas autoevaluándote sobre qué cosas haces y cuales debes cambiar, recuerda que una persona que cree en Cristo, deberá ir constantemente renovando su mente.

  1. Escoger bien

“Quien se junta con sabios, sabio se vuelve; quien se junta con necios, acaba mal. (Proverbios 13:20)”. Un amigo es alguien especial con acceso a áreas de nuestra vida a las que no dejamos entrar a todo el mundo. Sus actitudes nos influyen y a veces terminamos adoptando rasgos de conducta que vemos en ellos. Por eso necesitamos ser sabios al escoger con quién salir y a quién dejar entrar en nuestro mundo. Debemos orar y pedir a Dios que dirija nuestros pasos, que nos guíe hacia gente que comparta nuestro amor por Él y nuestro deseo de agradarle. En el caso de no creyentes, debemos tener cuidado, ya que podemos mostrarles a Jesús por medio de nosotros.

  • Rechazar los chismes

“El perverso provoca contiendas, y el chismoso divide a los buenos amigos. (Proverbios 16:28)”

Debemos ser fieles y leales a nuestros amigos, no permitir que otras personas nos vengan con comentarios malintencionados y chismes sobre ellos. Si alguien nos comenta algo debemos ir directamente a nuestro amigo y preguntarle si es o no es cierto lo que nos han comentado. Debemos abogar siempre a favor de nuestro amigo y nunca debemos contar a otros sus confidencias ni alimentar chismes sobre ellos. Es muy triste ser traicionado por alguien a quien amamos y consideramos nuestro amigo.

  • Perdonar

“El que cubre la falta busca amistad; Mas el que la divulga, aparta al amigo. Proverbios 17:9”. Somos seres imperfectos, cometemos errores y tenemos diferencias de opinión. Si queremos que una amistad crezca y perdure necesitamos estar dispuestos a perdonar. Debemos esforzarnos en comprender la explicación del otro y luchar juntos por fortalecer la amistad. Si nos importa más tener razón o que se hagan las cosas a nuestra forma puede ser que el amor por la persona no sea muy grande ni la amistad tan real.

  • Acompañar en las buenas y en las malas

“En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia. Proverbios 17:17” este es uno de mis versículos favoritos. Y el cual intento aplicar lo más posible con mis amigos, quienes me conocen saben que intento estar siempre que me necesiten, para un consejo, escuchar o incluso para “regañar”. Un amigo no es aquel que te dice lo que quieres escuchar, sino que con amor te dice lo que es correcto para Dios.

Los verdaderos amigos comparten las alegrías y las tristezas, siempre permanecen a nuestro lado y nos animan. El hermano tiene la «obligación» de ayudarnos porque se ve como parte de sus deberes, pero vale mucho y alegra el corazón cuando un amigo permanece voluntariamente a nuestro lado y nos ayuda en los momentos de adversidad.

  • Reconocer a los verdaderos

“El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano. Proverbios 18:24”. Los amigos de verdad buscan el bienestar del otro y hacen todo lo posible por ayudarle y bendecirle. No importa las dificultades por las que esté pasando el otro, están a su lado animándole y proveyendo el apoyo necesario. Una persona que solo intenta obtener beneficio de otra sin importarle los problemas que pueda causarle no es un buen amigo.

  • Sin interés económico

“Con las riquezas aumentan los amigos, pero al pobre hasta su amigo lo abandona. Proverbios 19:4”. Las personas que aparecen cuando cobramos y luego desaparecen según se acaban el mes y los recursos no son amigos sino interesados. Un amigo de verdad no se fija en nuestra cuenta bancaria ni en nuestra posición social. Nos valora por nuestras cualidades y por lo que somos, no por lo que tenemos o dejamos de tener.

  • Vigilar la conducta

“No te entremetas con el iracundo, Ni te acompañes con el hombre de enojos, No sea que aprendas sus maneras, Y tomes lazo para tu alma. Proverbios 22:24-25”. Es muy conveniente escoger amigos con valores afines pues imitamos tanto lo bueno como lo malo de las personas que nos importan. Si nuestro deseo es agradar a Dios y hacer su voluntad buscaremos personas que anhelen lo mismo y que actúen como Cristo desea. Así nos animaremos mutuamente a crecer y a reflejar el carácter de Cristo.

  • Apreciar la honestidad

“Fieles son las heridas del que ama; Pero importunos los besos del que aborrece. Proverbios 27:6”. A veces los amigos tienen que decir verdades dolorosas, pero el simple hecho de que se atrevan a decirlas y las digan con amor muestra que valoran mucho a la otra persona. Un verdadero amigo nos advierte cuando tomamos una decisión equivocada o cuando nuestra actitud no es positiva. Nos da consejos y nos ayuda a dar lo mejor de nosotros en cada momento. ¿prefieres que te digan lo que quieres escuchar? O ¿lo qué dice la biblia al respecto de tu situación?

  • Endulzarle la vida

“El perfume y el incienso alegran el corazón; la dulzura de la amistad fortalece el ánimo. Proverbios 27:9” La amistad debe ser como un bálsamo a nuestras vidas trayendo consuelo, alivio y paz a nuestros corazones. Las palabras y actitudes de los amigos nos deben dar nuevas fuerzas para enfrentar los problemas de la vida.

“El bálsamo y el perfume alegran el corazón; los consejos del amigo alegran el alma, (Proverbios 27:9)” ¿cuántas veces hemos sentido que al desahogarnos con un amig@ y que luego cuando este nos da un consejo nos sentimos diferentes?

  1. Fiel a través de los años

“No dejes a tu amigo, ni al amigo de tu padre; Ni vayas a la casa de tu hermano en el día de tu aflicción. Mejor es el vecino cerca que el hermano lejos. Proverbios 27:10”. Podemos encontrar buenos amigos y aprender mucho con gente de otra generación, la amistad no debe limitarse a los que tienen nuestra edad. Los mejores amigos son los que prueban su lealtad con el pasar de los años, los que muestran que puedes contar con ellos en todo momento. Esta clase de amigo puede llegar a ser más valioso que nuestra propia familia.

“Dos son mejor que uno, porque sacan más provecho de sus afanes. Si uno de ellos se tropieza, el otro lo levanta. Eclesiastés 4:9-10”. Este versículo se aplica mucho en matrimonios, pero si vemos también tiene relación con la amistad, cuando tenemos un problema la carga se hace más ligera. Si eres soltero y aun no tienes tu ayuda idónea, es importante aprender a cultivar buenas amistades, pero si estas casado tu espos@ debe ser sin duda tu mejor amig@.

También puede pasar que nos encontremos con personas que no tengamos “feeling” les digo yo, aquellas personas que, por algún motivo, ya sea porque vimos algo en ellas y no nos agradó, debemos examinar nuestro corazón con toda sinceridad el por qué no nos agrada. Y para estos casos hay un versículo muy bueno “El hierro se pule con el hierro, y el hombre se pule en el trato con su prójimo. Proverbios 27:17” es decir, posiblemente veamos en esas personas algo que Dios quiere tratar con nosotros, así que hay que estar atentos a que es lo que Dios quiere mostrarnos con esa persona. Bien es cierto, que sobre todo las chicas, toman excusas como, me miró mal, dijo esto en un sentido que “seguramente era para mí”,  o simplemente no saben ni siquiera cual es el motivo, pero simplemente les cae mal y se cierran. ¿realmente esto seria agradable a Dios? ¿Jesús hizo algo así durante el tiempo que estuvo en la tierra?

Este tema es bastante extenso, intente comprimirlo lo mas posible. Seguramente siga escribiendo artículos sobre amistad ya que todos debemos apreciar las bendiciones que Dios nos da, y un/a verdader@ amigo puede ser algo positivo en tu vida, pero algo también que puede afectar nuestra vida, para ello debemos evaluar las personas que están a nuestro alrededor y a quien o quienes les estamos dando nuestra confianza y tiempo. Por otro lado, les invito también a valorar sus amistades, a que tomen en cuenta las cosas que muchas personas hacen por ti, ya que si lo hacen es porque de verdad les importa.

Avatar
Author

4 Comments

  1. Avatar

    Excelente artículo! Muy buenos puntos que tocas y lo que dice la Biblia a cerca de la amistad. Es muy importante autoevaluar en que estamos fallando y valorar a un/a buen/a amig@… Saludos…

    • Avatar
      Darly La Cruz Reply

      Sí, así es. No somos perfectos, pero si nos dejamos moldear por Dios en el día a día con las cosas que vivimos o pasamos, Dios hara de nosotros la mejor versión de sí mismos. Muchas gracias Maryuri por tu comentario. Espero que nos sigas leyendo, ¡¡bendiciones!! 😊

  2. Avatar

    Excelente fortalecer las amistades con las enseñanzas de Dios. Felicidades!

    • Avatar
      Darly La Cruz Reply

      Si asi es, es importante fortalecer nuestras amistades ya que actualmente es dificil poder encontrar personas con las que contar y en quien confiar, pero soy de las que piensa que si al menos tengo una amiga de verdad, me doy por bendecida. La amistad no creo q se trate de cantidad sino de calidad, esto no quiere decir q no tendremos «amig@s» sino que hay q ser sabio a la hora de tener amistades. Es importante valorar las que tenemos.

      Muchas gracias Lisa por seguir nuestros post! Esperamos que sigan siendo de tu agrado, crecimiento espiritual y personal. ¡Bendiciones!

      Te invito a que nos compartas con tus amigos o en tus redes sociales.

Write A Comment