Cuando la biblia usa la palabra virgen, se refiere a una persona soltera que no ha tenido relaciones sexuales (véase Ester 2:2 y Apocalipsis 14:4). En la cultura de hoy en día, muchas personas utilizan la palabra virginidad para expresar la pureza sexual; sin embargo, muchos otros usan una definición técnica para encontrar lagunas en las normas morales, limitando la palabra para que su significado sea únicamente «la condición de nunca haber andado todo el camino», por lo tanto, una pareja puede hacer cualquier cosa o puede hacer todo, excepto las relaciones sexuales y aun así técnicamente llamarse «vírgenes». Este es un juego de palabras infructífero. La castidad debería afectar el corazón, la mente y el alma, no sólo ciertas partes del cuerpo. El énfasis de la biblia no se debe tanto a una definición técnica o médica de la virginidad, como lo es en la condición del corazón de…